BONOS CONVERTIBLES

Tras la liquidación del Banco Popular y su venta al Banco de Santander el 7 de junio de 2017 por el precio de un euro, los accionistas perdieron todo el dinero invertido en diversos productos financieros. Pueden realizar su reclamación los que hayan sido titulares de Bonos, Obligaciones Subordinadas, Preferentes y Acciones del Banco Popular. Algunos de los titulares de estos productos, en especial los de Bonos, vieron convertida su inversión en Acciones del Banco

Los bonos convertibles son productos de renta fija que puede convertirse en acciones, es decir, en productos de renta variable. Se trata de híbridos entre deuda y capital donde el inversor recibe un interés fijo –durante un periodo de tiempo– y, además, según el caso, cuenta con la opción de convertir sus bonos en acciones de la entidad emisora.

Este canje por acciones, puede ser a elección del inversor, es decir; transcurrido el periodo estipulado puede elegir entre recuperar el principal de la inversión o canjear su importe en acciones, o puede ser obligatorio –la entidad obliga a convertir el principal en acciones de la entidad–.

Pueden recuperar su dinero todos (inversión + intereses legales) los minoristas -personas físicas o jurídicas-  que adquirieron algunos de los productos antes citados, dentro del periodo en el que no se conocían los graves problemas de solvencia del Banco.